Laurel

Laurel

Laurel pequeñamente acogedora.

El nombre de nuestras habitaciones se los da el árbol que encontraras al frente, detrás o al lado. Construimos sin invadir la naturaleza. Todas las puertas y ventanas son rescatadas de las casas antiguas de San José cuando estas son demolidas. Todos nuestros muebles son piezas únicas, antiguas y luego restauradas.

Nuestras habitaciones están inspiradas en la casa típica de campo costarricense, acogedoras sin lujos. Todas nuestras “casitas” tienen más de 30 años, convertidas muy recientemente en habitaciones, (ya que antes fungían como aulas de una escuela donde se impartía español a extranjeros).

Originario del Mediterráneo, el laurel necesita mucho sol y buen drenaje o impedir que un sustrato anegado pudra las raíces. Si es posible, pasa las plantas a un lugar resguardado de las heladas durante el invierno o, al menos, envuelve la parte superior con fibra de lana.

Volver arriba